Para diagnosticar un embarazo de alto riesgo se deben identificar complicaciones potenciales que pueden poner en riesgo a la madre, al bebé o ambos, ya sea durante la gestación, el nacimiento o después del parto.


Los embarazos de alto riesgo requieren la supervisión de un médico especialista para monitorear y llevar un control integral sobre el estado de salud de la madre y el bebé, para llevar a buen término la concepción, ya que a pesar de que muchos problemas perinatales son tratables, en algunos casos una condición de alto riesgo puede provocar un mayor riesgo de tener problemas como:

  • Crecimiento lento del bebé
  • Parto prematuro
  • Preeclampsia
  • Problemas con la placenta.


Causas del embarazo de alto riesgo


El embarazo puede ser de alto riesgo si usted tiene problemas de salud como:

  • Diabetes
  • Cáncer
  • Alta presión sanguínea
  • Enfermedad del riñón
  • Epilepsia
  • Usa alcohol o drogas ilegales.
  • La madre es fumadora
  • La madre es menor de 17 años o mayor de 35 años
  • Está embarazada de más de un bebé (embarazo múltiple)
  • Ha tenido tres o más abortos espontáneos
  • Se ha encontrado que su bebé tiene una condición genética, como el síndrome de Down, o un problema de corazón, pulmón o riñón.
  • Si usted tuvo problemas en un embarazo pasado como parto prematuro, preeclampsia o convulsiones (eclampsia)
  • Tiene enfermedades infecciosas, como el VIH o la hepatitis C, citomegalovirus (CMV), varicela, rubéola, toxoplasmosis o sífilis.
  • Está tomando ciertos medicamentos, como litio, fenitoína, ácido valproico o carbamazepina.


Otros problemas de salud pueden hacer que su embarazo sea de alto riesgo.


Estos incluyen problemas de:

  • Válvulas cardíacas
  • Enfermedad de células falciformes
  • Asma
  • Lupus
  • Artritis reumatoide.


Acuda con su especialista en salud reproductiva para identificar de forma oportuna cualquier condición que pueda complicar o incidir en un embarazo saludable, así como para saber los cuidados que debe tener la madre y síntomas a observar que nos permitan llevar un desarrollo saludable durante la gestación y la concepción de su bebé, con el respaldo de un médico ginecólogo y obstetra certificado.